CHISTE: La respuesta inesperada

Una mujer en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche,
se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos,
se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación
y se planta frente a su marido que está tumbado frente al televisor leyendo el periódico:
– Cariño, – dice la mujer -¿recuerdas cuando nos casamos, un día como hoy, hace 25 años?
Aquella noche de bodas me dijiste:
‘Te voy a besar los pechos hasta secártelos.’
‘Te voy a acariciar las nalgas hasta que se te caigan.’
‘Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca.’

- ¿No tienes nada que decirme hoy, 25 años después?
El marido pensativo la mira de arriba a abajo y le dice:
– Misión cumplida.

CHISTE: El amante y el hombre entendido…

 

Una mujer está en la cama con su amante cuando oye al
marido llegar y dice al amante:
- Vamos, de prisa, quédate parado alli en la esquina.
Rápidamente, ella cubre el cuerpo del amante con aceite
y lo salpica con talco por encima y le dice:
- No te muevas hasta que yo te diga, finge que eres una
estatua, yo vi una igualita en casa de los Almeida.
En eso, el marido entra y pregunta:
– ¿Que es ésto?
Ella, fingiendo naturalidad contesta:
- ¿Eso? ah, es sólo una estatua. Los Almeida colocaron
una en el cuarto de ellos y me gustó tanto que compre una igual.
Y no se habló más de la estatua. A las dos de la madrugada,
la mujer está durmiendo y el marido todavía está viendo TV.
De repente, el marido se levanta, camina hasta la cocina, prepara
un sandwich, agarra una lata de cerveza y va para el cuarto.
Alli, se dirige a la estatua y le dice:
- Toma cabrón, come y bebe algo, yo me quede dos dias parado como
idiota en el cuarto de los Almeida y ni un vaso de agua me ofrecieron.

Ese cuerpo fue mio…

 

 

Un hombre moribundo llama a su mujer para confesarle sus mentiras, y asi morir en paz…
– Maria, recuerdas aquella criada que tuvimos cuando viviamos en Valencia? la que
siempre llevaba desabrochado algun boton de la blusa? Pues ese cuerpo fue mio!
– De verdad Pepe?
– Escuchame, recuerdas a tu amiga Virtudes? Aquella Rubia despampanante que
siempre iba con minifalda? Pues ese cuerpo tambiin fue mio!
Quiero pedirte perdon antes de morir!
– Nopasa nada Pepe, yo tambien quiero confesarte algo, recuerdas cuando en Barcelona
viviamos enfrente del cuartel de Bomberos?
Pues ese cuerpo fue mio…

 

shared on wplocker.com