CHISTE: El marido y la mala escusa del caballo…

Un hombre estaba sentado tranquilo leyendo su periódico cuando su esposa, furiosa, llega de la cocina y le revienta un sartenazo por la nuca… ¡Zaaaas!

– ¡Por Dios! ¿Qué te pasa? Carajo…..

– Es por el papelito que encontré en el bolsillo de tu pantalón con el nombre de “Marylou” y un ¡¡ número…!!

– * Amorcito:… ¿te acuerdas del día que fui a la carrera de caballos?

Pues sí, Marylou era el caballo al que aposté, y el número es cuanto estaban pagando por la apuesta.
Satisfecha, la mujer se retiro pidiendo 1001 disculpas…
Días después, allá estaba EL nuevamente sentado cuando ¡ZAS!!!  recibe un nuevo golpe, esta vez con una olla a presión. Mas espantado que sonso todavía, él le pregunta:
–  ¡CARAJO!!!!!!! ¿Qué fue ahora???
– ¡¡¡¡ Tu caballo llamó hoy preguntando por ti…!!!

loading...
shared on wplocker.com