CHISTE: El vecino listillo…

Un hombre se va dar una ducha en el momento en que su esposa, una rúbia espampanante com grandes pechos,  está terminando de ducharse…  en ese preciso momento suena el timbre de la puerta de calle.

Después de unos segundos de duda, ambos deciden que ella irá, por lo cual se envuelve en una toalla, va, abre la puerta y se encuentra con el vecino de al lado de casa. Antes de que ella diga algo el vecino le dice:
– Te doy 500 euros si dejas caer la toalla al suelo.
Ella piensa unos segundos, se decide, deja caer la toalla y queda en cueros frente al vecino.

– Te doy 500 más si me dejas tocarte un pecho…

Ella cree que es demasiado, pero como son 500 euros en unos segundos, acede al pedido y le deja tocar un pecho.

Después de unos segundos el hombre mete la mano en el bolsillo, saca mil euros, se los da y se va. Aún confundida, la mujer cierra la puerta rápidamente, se envuelve otra vez en la toalla y vuelve al baño a secarse el pelo ya con 1000 euros ganados en unos segundos. Cuando llega, su marido le pregunta:

¿ Quien tocó el timbre cariño?
– El vecino de al lado-  respondió ella, y el marido le pregunta:
– ¿ Te devolvió los mil euros que le presté?

Loading...
shared on wplocker.com