CHISTE: La escusa que no se cree nadie…

Una mujer va a una tienda de muebles a comprar un armario.
Para que le saliera más barato lo compra desarmado, esos que vienen con
instrucciones para armar en casa. Llega a su casa, lo arma y le queda perfecto.
Unos momentos después pasa el metro (vive justo arriba de la estación) y el
armario cae desarmado al suelo provocando un gran estruendo.

Lo vuelve a armar, vuelve a pasar el metro y el armario se cae en pedazos de nuevo…

Tras el tercer intento, muy enojada, llama a la tienda, explica el problema y le dicen
que le envían un técnico. Llega el técnico, arma el armario en pocos segundos
queda listo…
Pasa el metro y ¡Brruuummm!, al suelo el armario!! Finalmente el técnico le dice
a la señora:

– Mire, lo armaré otra vez, me meteré dentro y cuando pase el metro,
desde dentro, veré mejor por dónde está el problema. Lo arma, se mete dentro y en
aquel momento llega el marido de la mujer:

– Cariño, ¡qué armario tan lindo!

Abre la puerta, ve al instalador, y le dice:

– Y usted, ¿qué hace aquí?

– Pues mire, le voy a decir que he venido a acostarme con su mujer, porque si le digo que estoy acá
esperando el metro no me lo va a creer!…

loading...
shared on wplocker.com