CHISTE: La vagina que assombró el hombre…

Un hombre se sienta en un tren frente a una voluptuosa rubia, que lleva una pequeña minifalda puesta. Aunque quiso, no fue capaz de retirar su mirada de los bonitos muslos, y como era de esperar, se da cuenta de que la chica anda sin ropa interior.
La rubia se da cuenta de que él la mira “ahí”, y le dice:
– Me estas mirando la vagina, ¿verdad?
– Sí, disculpa – Responde sonrojado el hombre, tras quitar su mirada.
– Está bien, no te preocupes. Responde la mujer. ¿Sabes?, es muy talentosa,mira esto: Voy a hacer que mi vagina te tire un beso.
La chica sube un poco más la falda para que el hombre tenga una vista completa y despejada. Acto seguido, increíblemente, la vagina contrae sus labios y, ¡le tira un beso! ¡Con sonido incluido!
El hombre, totalmente asombrado, pregunta:
– ¡¡¡OYE!!! y ¿Qué otra cosa puede hacer?
– Puedo hacer que te guiñe, como si fuera a un ojo.
Y dicho y hecho; el hombre mira asombrado como la vagina le guiña y da un par de pestañazos.
El hombre no podía creer semejante expresión de raro talento.
– Ven y siéntate al lado mío -sugiere la mujer, ya entrada en calor.
El hombre, ni tardo ni perezoso, se sienta al lado de ella y la rubia le pregunta sugestivamente:
– ¿Quieres meter un par de dedos por ahí?
Paralizado de asombro, el hombre responde:
– ¡COÑ*O!. ¡No me digas que también silva esa bicha!

loading...
shared on wplocker.com