CHISTE: Un ejemplo a seguir…

Un hombre llega a su casa del trabajo algo cansado y triste porque por la mañana había discutido con su esposa.
Ella ya estaba en la acostada, el se desviste y se mete en la cama. Levanta la sábana y observa el cuerpo de su esposa, al mismo tiempo se le inicia una erección. Inmediatamente se agarra el instrumento con la mano y dice:
– ¡Quieto canelo, que la doña está encabronada!
A lo que ella de pronto contesta:
– ¡Estoy encabronada contigo, el canelo no me ha hecho nada!!!.

loading...
shared on wplocker.com